Consumidor responsable el mejor aporte a tu comunidad y al planeta

El consumo local se caracteriza por cadenas cortas de agroalimentación, mecanismos de mercado que implican mayor proximidad geográfica, organizacional o social entre quienes producen y quienes consumen; todo ello produce un comercio justo.

Muchas ciudades buscan la creación de huertos urbanos, los tianguis del trueque, los mercados de productores, las cooperativas, los colectivos, el traslado de productos del campo a las ciudades y la formación en consumo responsable y economía solidaria a través de talleres.

Beneficios del consumo local

  • La proximidad genera menor intermediación en los intercambios.
  • Reduce los costos tanto para quien produce como para quien compra
  • Disminución de los procesos contaminantes que se usarían para los traslados y empaquetado de los productos.
  • Las cadenas cortas ofrecen productos cultivados y criados mediante prácticas agropecuarias ecológicas.
  • Los productores locales no requieren recursos a gran escala, por lo que sus actividades tienen un impacto menor en el medio ambiente.
  • Consumo responsable, sustentable, informado y equitativo.

Apoyar el consumo local le conviene a tu bolsillo, a tu cuerpo, productores, los trabajadores y al planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here