Aclaremos primero que el crédito es dinero que se presta con la obligación de después pagarlo.

Es la acción mediante la cual una persona (también conocida como “acreedor”) confía su dinero a otra persona (también llamada “deudor”) por un periodo de tiempo determinado. Pasado este plazo, el deudor devuelve al acreedor el dinero prestado. Normalmente con algún tipo de interés.

Los bancos son los principales acreedores

Son las instituciones encargadas de proporcionar recursos, mediante diferentes tipos de productos crediticios, a personas y empresas. Estos a su vez se encuentran divididos en función de los bienes y montos a financiar. Los más comunes son el crédito automotriz, hipotecarios y al consumo (la poderosa arma de dos filos, mejor conocida como la tarjeta de crédito).

Los créditos no son gratuitos, el deudor al momento de devolverle el dinero debe agregar un pago adicional denominado interés. Recuerda de usar el crédito a tú favor, y no generar deudas impagables que pueden afectar tu patrimonio y el de tu familia. El crédito es una herramienta para tu bienestar, no para tu condena.

Antes de solicitar un crédito

Ten en cuenta las recomendaciones de Banxico al contratar un crédito:

  • Debes entender que quien firma un contrato de crédito asume en ese instante obligaciones de pago.
  • Lee y entiende el contrato de crédito antes de fírmarlo. Pregunta si no entiendes el significado de algún término legal o financiero.
  • Firma cada hoja del contrato para así evitar que las puedan cambiar. Una vez firmado el contrato exige una copia de éste ya que es obligación legal del acreedor entregarla.
  • Evalúa el plazo del crédito más adecuado. Un crédito a corto plazo normalmente implica pagos más elevados y uno a largo plazo implica pagos más pequeños pero por un tiempo mayor.
  • Compara entre diversas opciones de crédito que ofrecen distintos bancos, para verificar cuál de ellos te ofrece los términos que más te convengan.
  • Verifica cuidadosamente la tasa de interés, así como las comisiones a pagar. En particular, compara el Costo Anual Total (CAT) que deben proporcionar las distintas instituciones que otorgan créditos.
  • Verifica las fechas límite de pago para no incurrir en falta de pago o mora.
  • Revisa los estados de cuenta para verificar que se hayan contabilizado en forma correcta todos tus pagos y no se esté realizando algún cargo que no corresponda. Si notas alguna anomalía, repórtala de inmediato con la institución otorgante del crédito. Conserva todos los comprobantes de pago del crédito.

En caso de alguna inconformidad con alguna institución financiera, llama a la Condusef al teléfono: (55) 5340 0999 o (01 800) 99 8080 o bien envía un correo aquí.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here